Abr
04

–> Comenta esta actualización en Facebook

No suele ser habitual que se cumplan los pronósticos en esta carrera, pero en esta ocasión la han llevado muy controlada primero Caisse d”Epargne y después Katusha. El Euskaltel-Euskadi lo ha intentado con Igor Antón, pero queda claro que por mucha dureza que le quieras meter a esta carrera es muy difícil romperla. Los equipos extranjeros tienen muchas ganas de ganarla. Yo creo que aquí estamos mal acostumbrados porque vemos mucho a Miguel Induráin, pero es una estrella, un mito del ciclismo y vencer la prueba que lleva su nombre para ellos es muy importante.

Tanto Joaquim Rodríguez como Valverde se merecían ganar la carrera porque llevaban tiempo buscándolo, siendo segundos y terceros. Joaquim ha venido con un equipo muy potente. Ha tenido una avería en uno de los pasos por el alto de Ibarra y su equipo ha estado ahí para meterle en el pelotón. Y Valverde, con todo lo que está pasando, se ha llevado una ovación cuando ha subido al podio que le ha hecho decir: “Yo por esto sigo aquí”.

El Caisse d”Epargne lleva doce años sin ganar. Son circunstancias de la carrera y señal de que los demás equipos también vienen a ganar. Es muy difícil rematar la faena por mucho que trabajes y tires en cabeza de pelotón. En los últimos años siempre ha habido alguien más fuerte o que lograba sorprender a los favoritos. Pero hay que seguir intentándolo, que ya caerá.

El público ha vuelto a responder. Ha habido un ambientazo propio de la gran clásica y acontecimiento deportivo que es, con un montón de gente tanto en la carretera como en el podio. Ha faltado la tele, pero tal y como están las cosas ya sabemos que es difícil conseguir el presupuesto para traer la televisión. Pese a ello sigue siendo una gran carrera.

Mar
29

–> Comenta esta actualización en Facebook

Ya estoy de regreso en casa tras un avión sumamente tempranero el domingo -a las 5.30, lo que, unido al cambio horario, fue realmente matador-, pero creo que reencontrarme con el mundo del Trial el pasado sábado fue una experiencia muy positiva. Ver a estos artistas pasar las zonas es siempre espectacular. Todos hicieron un buen trabajo, con una puesta en escena magnífica desde la organización para dar colorido a dichas zonas: un molino, una réplica de un puente romano, los clásicos cubos y cilindros… que mostraron un Trial diferente, atractivo, singular con respecto a los demás.

Y el ambiente sí que fue realmente bueno, aunque fue una lástima todo el cúmulo de problemas con el sonido del Palma Arena: es sorprendente que buena parte del público no escuchase con semejantes instalaciones de primerísimo nivel. Y ojo: no fue culpa en absoluto de 100Emocions, que hicieron un grandísimo trabajo, sino que era la propia instalación en el pabellón… insisto, una pena. En lo deportivo, se cumplieron los pronósticos: Toni Bou se alzó con la victoria, y con ello se anotaba su séptimo Campeonato del Mundo, 4 en Indoor y 3 al aire libre. No fue un evento fácil, pero todos echamos el resto en esta primera edición del Mundial en Palma. Durante estos días podréis ver la prueba por Eurosport y Sportmanía, y os la recomiendo de verdad, pues merece la pena ver el gran montaje y la labor de estos artistas de la moto.

¡Nos vemos en las carreras!

Feb
05

De nuevo estamos preparando la maleta para “viajar hasta Mallorca”, como decía la canción. Comienzo allí mi decimocuarta temporada como speaker: ¡el tiempo pasa rápido! Pero la ilusión se mantiene intacta. Estos días de preparación para el viaje suponen tener que ponerse otra vez al día con los cambios y más cambios de corredores y equipos.

Siempre digo que esta carrera es la más difícil de la temporada: primero, por esos cambios; y segundo, por el sistema “Challenge”. Esto quiere decir que, por ejemplo, el domingo en el Paseo Marítimo de Palma tendremos 200 ciclistas, y que el lunes podríamos llegar a la salida y los 200 ciclistas podrían ser completamente diferentes. 5 pruebas de un día seguidas. Complicado, ¿verdad?

Ojalá esta temporada marche todo sobre ruedas; que podamos disfrutar del mejor ciclismo, para lo que se necesita la ayuda de todos. Sí: de TODOS, sin excepción. Y me gustaría apuntar una cosa: a pesar de todo lo que viene cayendo durante estas últimas temporadas, el ciclismo sigue dando más noticias positivas que negativas. Hagamos más caso de las primeras y pasémoslo bien.

Os espero esta semana en la isla.

¡Nos vemos en las carreras!

Sep
20

–> Comenta esta entrada en Facebook

Madrid, 20 de septiembre.
Camino de casa. Tenía la posibilidad de quedarme a la fiesta de fin de Vuelta, pero que queréis que os diga: después de 27 días fuera de casa y 20 hoteles diferentes, no es lo que más me apetece. ¡Lo que quiero es llegar a mi casa y dormir en mi cama! Sé que muchos me habéis seguido diariamente, a través de estas pocas líneas. Siempre digo que para mí es más fácil el micro que las teclas, pero tengo un pedazo equipo editor por detrás. Y verdaderamente es digno de agradecer.

Me lo he pasado realmente bien, a pesar de que el trabajo al final es muy duro. Pero no tiene precio ver la sonrisa de los ciclistas en el control de firmas de esta mañana. Les he dado la mano a todos y les he hecho llegar mi enhorabuena, porque solamente con llegar es un triunfo. Y me ha hecho mucha ilusión charlar con Bingen Fernández en su última carrera como ciclista. Le he conseguido una cosa que me pidió, y que es verdaderamente exclusiva en la Vuelta: la ultima hoja de firmas con todos los supervivientes. Así pues, al vizcaíno, a partir de la temporada que viene, lo veremos al volante como director. Otro detalle bonito ha sido el de Kolobnev, que me ha regalado una equipación completa del Saxo Bank. ¡A ver cuando la estreno!

De nuevo la meta de Madrid ha estado a rebosar. ¡Lo que me gustaría ver esto mismo en mi tierra algún día! Llevo 13 años como speaker y me haría mucha ilusión ver de nuevo un final de etapa en Pamplona y recordar el ambientazo que solía haber allí. Recuerdo todo aquello como el tiempo en que podía ir a ver a mi padre, que entonces seguía toda la carrera. De cualquier forma, creo que ha sido mi mejor vuelta, pero también la más dura. No quiero ni imaginarme cómo han podido terminar los ciclistas. Ahora tocan unos días de descanso, aunque el jueves ya estoy de nuevo en marcha con una carrera en mi tierra. ¡Ah, y el viernes en el Rally de Llanes, y el domingo en Córdoba, y muchas otras cosas!

Lo dicho: muchas gracias por seguirme, por animarme y por vuestro apoyo. ¡Ah, por cierto! La etapa, para “El Increíble Hulk”… estooo, para Greipel. Valverde, el mejor.

¡Ahora y siempre, Nos vemos en las carreras!

Sep
19

–> Comenta esta entrada en Facebook

Toledo, 19 de septiembre.
Que ya está, que sí. Valverde también puede ganar vueltas de tres semanas. Y además, lo ha hecho del modo más calculador. No ha necesitado ganar ni una sola etapa; ha sido el mejor, y punto. Espero que ahora se desprenda de sí el “sambenito” que tiene colgado desde hace años, que le acusa de ser “sólo” el mejor clasicómano de su generación y un portento en pruebas de una semana.

Os voy a contar una historia que me pasó durante la crono. Estaba en mi cabina, viendo en la pantalla a Valverde y Samu, cuando se juntaron conmigo “Purito” Rodríguez y Dani Moreno, que tenían que recoger el premio por equipos, y vimos que era imposible que Samu arrebatara el maillot a Valverde. Pero claro: cuando llega Samu a meta, a Valverde le quedaba todavía más de un kilómetro. Nos volvimos locos mirando la televisión y el ordenador con la toma de tiempos a la vez, observando, además, que el tiempo del ordenador iba más retrasado que el de la televisión. Miro a Dani Moreno, se nos congela la cara a los dos y además, el madrileño me espeta: “Esto va a estar así, así…” Yo me pongo a mil y digo que el tema estará más ajustado, hasta que Valverde llega al último repecho y queda ya la cosa clara: ¡Uff!

La tarde la hemos terminado en una terraza, y es que la ocasión lo merecía; creo que ya tocaba. Tranquilos y sin prisa, de tertulia con el gran Joseba Beloki, con Dani Clavero y con el debutante en la Vuelta, aunque sea de conductor y no de ciclista ni como ahora afamado fotógrafo, Josu Mondelo. Hoy tocaba celebrarlo, y si me lo permitís, con una cerveza bien fría que nos hemos ganado. De charla sobre lo que ha sido la carrera, de lo alucinados que aún nos tiene el periplo por Bélgica y Holanda, del público… y de Samu, que le ha puesto emoción, sin olvidar a Evans, que ha desbancado del pódium a Basso.

¡Cuánto nos gusta el ciclismo! Tiene algo tan especial que, cuando te atrapa, no hay forma de despegarse de él. Este sábado es el fin de fiesta, porque lo del domingo es ya el paseo triunfal, el homenaje a todos los supervivientes, y también el tiempo de las despedidas, porque a la mayoría no les veremos hasta la temporada que viene. Estoy contento, porque personalmente ha sido una gran Vuelta, un puntazo. Y aún más contento, porque hoy es mi última noche fuera de casa: mañana, en Alsasua. ¡Ah! Y hoy no pienso hacer la colada.

¡Nos vemos en las carreras!

Sep
18

–> Comenta esta entrada en Facebook

La Granja, 18 de septiembre.
Seguimos con la emoción. Por fin victoria española: no se ganaba desde el Xorret del Catí. ¡Qué bajada de Navacerrada! La piel era de gallina entre todos los que asistimos a ella en La Granja. Valverde sigue respondiendo. ¡Y muy, muy bien por Juanjo Cobo! A los hombres de Fuji les salió muy bien la juagada. Lo del cántabro fue arriesgar en el momento oportuno: por detrás empiezan las dudas, y con una mínima diferencia, la victoria está en el bolsillo. La cruz de la etapa la puso Gesink, que no pudo aguantar. La caída y el ritmo fuerte que se llevó durante todo el día hizo que el holandés hincase la rodilla.

Se nota que ya estamos cerca de Madrid. Lo digo porque, en estas etapas, los invitados se multiplican por diez en la carrera. Además, la etapa era de las que había que seguir. La verdad es que no me hubiese gustado mucho seguir a Valverde, Samu y compañía en el último descenso. Con agua, niebla y frío se han jugado el todo por el todo. En este día tengo que decir que todos, absolutamente todos sin excepción, son unos campeones. Espectáculo subiendo y bajando.

Y otra vez al coche. Os preguntaréis si he visto algo de La Granja… y lo cierto es que sólo he atisbado lo poquito de la zona de meta y las imágenes de los jardines por TV. Hay mucho gente que me da la enhorabuena por tener la suerte de visitar tantos sitios, y yo le suelo contestar que sí, pero que conozco los hoteles y poco más, porque, de turismo… nada de nada. Ahora toca viajar a toledo. Y atención, queridos amigos: último hotel de la vuelta, ¡el Hilton de Toledo, nada menos!. Dos noches más y a casa: esfuerzo final este sábado, con una crono muy complicada de 27 kilómetros donde se tiene que decidir el pódium de la vuelta. ¡Como me gusta esto!

¡Nos vemos en las carreras!

Sep
17

–> Comenta esta entrada en Facebook

Ávila, 17 de septiembre.
Quizás esperábamos más de esta etapa; yo, por lo menos, sí. Cuando nos levantamos este jueves y hemos visto la climatología, se presagiaba batalla por la general. Los puertos eran lo suficientemente duros como para armarla. Euskaltel quería de verdad probarlo, pero tendremos que esperar al viernes, en Navacerrada y sus 7 Revueltas. ¿Se decidirá en los puertos de la Sierra la general, o será en la crono de Toledo? Lo único que está realmente claro es que este nuevo cambio de tiempo ha vuelto a dejar reventados a los corredores. Una cosa hemos de entender: que esta última semana está siendo muy dura, y que las fuerzas están bajo mínimos.

Por el contrario, nos pudimos entretener con otro animado final de etapa, otro día en el que los más fuertes se jugaron el todo por el todo. En este caso, Kreuziger y Deignan, un checo y un irlandés: ¡otra vez a vueltas con los extranjeros! Mucho toma y daca en los relevos, tensión en el repecho de las murallas, y al final gloria para el de Cervélo y amarga derrota para Liquigas, al que ya le sucedió lo mismo en San Sebastián, lanzando de forma bastante discreta el sprint para la victoria de Barredo. ¡Qué ingrato es a veces el ciclismo! En la misma línea de meta pude charlar con Carlos Sastre, al que se echa de menos, pero bien merecido tiene el descanso. En 2010 volverá a la carga.

Por la mañana en la salida volvimos a asistir a otra escena que deja sensación de falta de sentido común entre los ciclistas. Es cierto que llovía, que hacía frio y que todos están cansados, pero no es justo que al final unos 50 corredores se hayan quedado sin firmar. De entre las figuras, solo han cumplido con el protocolo Basso y Evans. Luego querrán el apoyo de la afición… pero no nos quedemos con lo malo. Pensemos en el espectáculo de este viernes. Os dejo mientras pienso en dar un paseo por Ávila, un sitio que me gusta mucho. Eso, si la lluvia da una tregua, claro. El domingo… ¡a casa!

¡Nos vemos en las carreras!

Sep
16

–> Comenta esta entrada en Facebook

Talavera de la Reina, 16 de septiembre.
¿Los cogen o no los cogen? ¡Esto sí que es un final de infarto, vaya llegada a Talavera! Siempre pensamos que el pelotón, al inicio de la jornada, deja hacer a los escapados, y que luego, cuando ellos mismos desean, aceleran y convierten en infructuosa la intentona de turno. Pues bien: este miércoles vimos cómo al pelotón le pueden fallar las cuentas de mala manera. En la meta preguntaba insistentemente al publico su opinión, y hasta los últimos 20 kilómetros todos decían que no… pero ya en los últimos 10, han empezado las dudas, y al final hemos asistido al último kilómetro más emocionante en muchas llegadas de la Vuelta. ¡Me gusta el final de carrera, porque la gente se vuelve loca con el espectáculo!

En la Vuelta no hay ningún día de transición, y no es ningún tópico. Que se lo pregunten a Mosquera, que en el momento de escribir estas líneas va camino del hospital para ver si su caída es grave o no. O al mismo Gesink, completamente magullado. Siempre digo que una cosa es ver la etapa por TV, y que otra muy distinta es la carrera desde dentro. Seguro que los ciclistas han llegado a meta con un desgaste mental y físico, un “stress” comparable únicamente al de una etapa de montaña.

Ya sé que a todos nos gustan las etapas de montaña, pero en esta jornada pudimos comprobar que el espectáculo puede aparecer si se dan las condiciones adecuadas. Por ello me gusta que ganase Anthony Roux: el “factor sorpresa” es necesario en este deporte, y esta vez sí que ganó uno que lo ha dado todo, que ha arriesgado. Y se merece la victoria, un nuevo triunfo extranjero con el que me vuelvo a reafirmar en mi pregunta de este año: ¿hay nivel o no hay nivel de participación?

Este jueves tenemos emboscada camino de Ávila. A ver si la pueden aprovechar; ojo al mal tiempo que dicen que llega. ¡Para uno que está harto de ver carreras mojadas, eso sólo significa disfrute! Y antes de de dejaros, os diré una cosa más: apenas he tenido tiempo, pero voy a coger ahora de nuevo ese libro que os anuncié que traería a la Vuelta. Ildefonso Falcones me mataría si leyese esto: llevo sólo 439 páginas de La Mano de Fátima, y como me descuide, no acabo ni para Navidad. ¡Esta carrera no te deja ni un minuto de descanso!

¡Nos vemos en las carreras!

Sep
15

–> Comenta esta entrada en Facebook


Puertollano, 15
de septiembre.
En este primero de los tres días que vamos a hacer por La Mancha, me pilláis de camino al hotel en Ciudad Real. El día fue  duro… o al menos, para mí, porque las expectativas deportivas no eran precisamente altas. Al marchar la etapa con retraso, el esfuerzo es doble en la meta para entretener al público. Empecé a hablar faltando unos ¡100 kilómetros para meta!. Y os preguntaréis: ¿qué hice?

Lo primero, obviamente, fue la situación de carrera, con un valentísimo Rosendo –hay que tener mucho coraje para hacerse 150 kilómetros solo en la decimoquinta etapa de la carrera-; la organización me dio unas 40 pulseras-invitaciones, las cuales fui repartiendo entre el público que acertaba las preguntas de ciclismo; alguna camiseta, una entrevista a Melcior Mauri -ganador de la Vuelta del ’91- y entre una cosa y otra, los corredores ya estaban a 35 kilómetros para meta, momento para subir a la cabina de pódium y narrar la tercera victoria de Greipel, como un avión.

Mientras escribo estas líneas, viajo charlando en el coche con Dani Clavero. Es la tercera vuelta en la que compartimos vehículo; es un piloto genial. Siempre va contándome anécdotas de cuando terminó 6º en la general de la Vuelta, o también 5º en todo un Giro de Italia. Me habla también de su amistad con Marco Pantani, con el que compartió equipo en el Mercatone. Tener a una persona de confianza al lado facilita mucho las cosas; es alguien que te cuida y anima cuando el cansancio ya va haciendo mella. Si necesitas algo, ahí está el. Sobre todo, aprecio de Dani las risas que te echas con él, y que sabe relajar la tensión del trabajo. Una gran ayuda durante casi un mes de convivencia.

¡Nos vemos en las carreras!

Sep
14

–> Comenta esta entrada en Facebook

Córdoba, 14 de septiembre.
Mientras unos van a tope a por la fuga, otros se lo toman con más calma… pero todo esto, siempre entre comillas, porque en TV nos perdemos los primeros kilómetros. ¿Sabéis que este lunes Valverde, en la primera parte de la etapa, se quedó cortado y vio como buena parte de sus rivales aguantaban en el primer grupo? Pues ello, a posteriori, repercutió en que su equipo terminó la etapa con un buen calentón acumulado. ¿Y sabéis que la primera hora de carrera se saldó con casi 49 kilómetros recorridos? Imagino que tampoco, y lo digo porque igual, para algunos, la etapa ha sido un aburrimiento. Lástima que eso, por desgracia, no sale por televisión.

A veces nos perdemos las partes más interesantes, las cuales, no pocas veces, se dan al inicio de la carrera. Siempre hay que estar alerta, y a pesar del cansancio, la lucha por conseguir la victoria es total. Es cierto que, una vez hecha la fuga del día, el pelotón se relaja -y es normal, porque llevan varios días a tope, por lo que pienso que una pequeña, al menos mínima, tregua se la tienen ganada. ¡Y eso que en el descenso del último puerto Samu intentó buscar despistado a algún rival, tirando de factor sorpresa!

Finalmente vimos una gran exhibición de Lars Boom, la cual es normal con ese apellido. Ya lo intentó en su tierra holandesa, y hoy ver su rodar ha sido uno de los grandes momentos de la Vuelta 2009. Seguirá dando mucho que hablar este ciclista, que es triple campeón del mundo de ciclocross, y también de contrarreloj en sub23.

¡Ah! Debo decir además que el lunes ha sido otro día en el que la meta ha estado a tope. Las autoridades cordobesas han comentado que con la llegada de la Vuelta favorecerá la promoción de la candidatura de la ciudad para la capital europea de la cultura en 2016. No está de más reseñar como muchas ciudades aprovechan la carrera para hacerse ver al mundo, para lo cual el ciclismo es un mecanismo inigualable.

¡Nos vemos en las carreras!